Nota de prensa

La Iglesia responde ante la emergencia causada por los incendios en Chile

Participando en reuniones con autoridades nacionales y regionales, enviando mensajes de aliento a los afectados y proveyendo materiales y mano de obra para trabajos de ayuda en las zonas dañadas por el fuego.

 

Durante su reciente visita a Chile el Elder Gary E. Stevenson del Cuórum de los Doce Apóstoles envió, en nombre de la Primera Presidencia de la Iglesia, un mensaje de consuelo a los que están sufriendo producto de los graves incendios que han afectado la zona Centro Sur de Chile:

"En nombre de la Primera Presidencia y de los Doce, expresamos nuestro amor, compasión y preocupación por el bienestar de todos aquellos que han sido tan profundamente afectados por los múltiples incendios que se han propagado en Chile. Damos atenta atención a una de las responsabilidades divinamente asignadas a nosotros de cuidar de los pobres y necesitados.

Seguiremos buscando formas de llegar a nuestros hermanos y hermanas necesitados y les animamos a que ustedes también lo hagan."

Esta expresión de solidaridad se suma a acciones específicas que se han venido desarrollando a nivel nacional y regional desde que la situación tomara carácter de emergencia. Para coordinar la respuesta de la Iglesia ante la emergencia, la Presidencia de Area ha designado al Elder Patricio Giuffra.

               

El viernes 27 de enero un representante de la Iglesia, junto a representantes nacionales de otras denominaciones religiosas, participó en una reunión convocada por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, para informar de los progresos en el manejo de la emergencia así como para dar indicaciones a iglesias en Chile, que pudieran generar iniciativas en beneficio tanto espiritual como temporal de los damnificados y a coordinar el trabajo de voluntarios.

Atendiendo tanto a una responsabilidad divina como a la invitación del gobierno, los líderes y miembros de la Iglesia de las zonas afectadas y del resto del país, están participando en todo tipo de acciones en ayuda de miembros de la Iglesia para proveerles en sus necesidades básicas y uniéndose a otras organizaciones para proveer alivio y servicio a la comunidad en general.

Jóvenes y adultos voluntarios del programa Manos Mormonas que Ayudan han asistido a vecinos con enseres y mano de obra y han colaborado en la remoción de escombros, colectas y distribución de ayudas recibidas.  A modo de ejemplo, los miembros de una estaca, similar a una diócesis católica, en Talca trabajaron en el sector de Rinconada, entre San Javier y Constitución ayudando a limpiar escombros y llevar ayuda donde aún poco había llegado, misioneros de Santiago Sur y miembros de la Estaca Maipú trabajaron en centros de acopio. 

En las otras regiones del país, los miembros de la Iglesia están colaborando recolectando alimentos, pañales, agua, como así también donando de su tiempo en centros de acopio como voluntarios.  En las distintas Estacas de la Iglesia a lo largo de chile se han establecido comités para emergencias, bajo la dirección del Sacerdocio, en los que los líderes de la Iglesia están evaluando, organizando y promoviendo distintas maneras de ofrecer ayuda en este momento, así como planear acciones para acompañar a las víctimas ni bien sean combatidos los distintos focos de incendio.    

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocida por muchos como “los mormones”, no posee un clero pago ni recibe subvenciones de ninguna organización. Todos los sacerdotes y líderes de la Iglesia son laicos, se mantienen a sí mismos y sus familias con su trabajo personal, y donan su tiempo y recursos para servir en la Iglesia y en la comunidad. Los programas de Ayuda Humanitaria y Manos Mormonas que Ayudan son posibles gracias a los aportes de dinero y mano de obra totalmente voluntaria de miembros de la Iglesia en todas partes del mundo.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.

Descargar fotos »