Noticia

Misioneros mormones predican con la palabra y el ejemplo

Con ocasión de las intensas precipitaciones que afectaron la región de Magallanes, el río Las Minas se desbordó causando grandes estragos entre los habitantes de la ciudad de Punta Arenas.

En un sólo día cayó casi un tercio del agua de todo un año normal, causando el anegamiento de calles y barrios. El agua arrastró de todo en su curso, provocando daños a más de 500 viviendas según se ha informado por las autoridades. Las calles de la ciudad fueron cubiertas de basura y lodo, provocando serios problemas de transporte para sus habitantes.

 

El gobierno comenzó inmediatamente labores de ayuda y limpieza de calles y espacios  públicos afectados, junto con prestar ayuda a los daminificados.

Por su parte, los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días,  han salido a las calles a prestar ayuda en lo que puedan. Es así que los misioneros de la Iglesia que se encuentran actualmente sirviendo en Punta Arenas, se sacaron sus trajes, camisas y corbatas, también faldas en el caso de las misioneras y cambiando las escrituras por palas, salieron a colaborar en las labores de limpieza de la ciudad.

El hermano Rappleye, quien preside sobre los misioneros en Punta Arenas, señaló que autorizó a los misioneros para ayudar  limpiando la ciudad durante el día y hacer sus labores de proselitismo durante la tarde y la noche.

Esta labor de servicio causó impacto entre los habitantes de Punta Arenas, quienes los vieron también a través de los despachos de prensa de la televisión local y que los miraban con otros ojos cuando luego pasaban por los barrios en su prédica del evangelio.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.