Líder Mundial de la Iglesia visita el cono sur donde vivió hace casi 55 años como misionero joven.

Líder Mundial de la Iglesia visita el cono sur donde vivió hace casi 55 años como misionero joven.

Visitó Argentina y Chile con el objetivo de fortalecer la fe en Jesucristo. Se reunió con jóvenes, misioneros, miembros y líderes. Vió a personas que conoció durante su misión a quienes considera ejemplos de dicha fe.

Nota de prensa

Élder D. Todd Christofferson, uno de los doce apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, acompañado por su esposa Katherine, visitó Argentina y Chile durante la primera parte de febrero. Su ocupada agenda de reuniones de capacitación y liderazgo en ambos países ofreció oportunidades para jóvenes, misioneros, líderes y miembros de la Iglesia de escuchar mensajes que los ayudaron a aumentar su fe en el Salvador del mundo.

 

Su visita a Córdoba donde sirvió como misionero joven y su encuentro personal con gente que conoció durante esa época, tan querida para él, le dieron a esta visita apostólica un tono emotivo y personal. Elder Christofferson había regresado a Córdoba en mayo de 2015 por primera vez después de medio siglo, acompañando al Presidente Uchtdorf para la dedicación del Templo de Córdoba.

En Chile, las reuniones con miembros y misioneros de Puerto Montt y Osorno, le dieron un cierre maravilloso al viaje, enmarcado en la belleza del lugar, confirmando el crecimiento de la Iglesia aún en esta zona austral del continente. Durante su visita al país es de destacar el encuentro que mantuvo con cerca de 500 jóvenes en Casablanca, cerca de Santiago, y su encuentro con grupos de misioneros tanto en Santiago, Rancagua y Osorno. La fe y deseos de seguir a Jesucristo de todos estos jóvenes fueron bendecidos por los mensajes motivadores del Apóstol. Algo similar ocurrió en sus interacciones con los miembros que mantuvo en la ciudad de Santiago.

Elder Christofferson reflexionó sobre la fe de los miembros de la Iglesia que habían hecho posible que la Iglesia que él conoció en 1964, como misionero de la recientemente organizada Misión Argentina Norte, creciera de manera tan notable. En ese entonces no había templos en Argentina o Chile y los miembros hacían grandes sacrificios para recibir las bendiciones sagradas que nos llevan a ser familias eternas. Hoy en día se requiere una fe igualmente fuerte y un espíritu de sacrificio similar para guardar los mandamientos, daenfrentar diariamente un mundo más individualista y aún asi mantener una actitud de servicio al prójimo y para valorar la fe en Jesucristo en un ambiente cada vez más secular.

Ejemplos de fidelidad y perseverancia son, para él, Mario C. Romero, un joven que conoció durante su misión y que ahora sirve como Presidente del Templo de Córdoba, y Laura Ornstein a quien tuvo el privilegio de enseñar el evangelio hace 50 años y que ha permanecido fiel bendiciendo de esta forma a su familia inmediata y generaciones futuras. Su hija Renee es la esposa de Joaquín Costa, miembro argentino que es una Autoridad General de la Iglesia.

Durante su visita a Buenos Aires, el Elder y la hermana Christofferson se reunieron con Laura. Elder Jose A. Teixeira, Presidente de Área quien lo acompañaba en esta parte del viaje dijo: “fue un momento muy tierno poder ver a la hermana Ornstein hablando con Elder Christofferson y expresando su gratitud por el trabajo de él como misionero 52 años atrás, y por su servicio actual como un Apóstol del Señor”.

Aún en Buenos Aires y en un almuerzo para misioneros mayores, Elder Christofferson se encontró también con Élder John Switzer, a quien había conocido en Tucumán en 1964 cuando servían la misión juntos. Elder Switzer está sirviendo su segunda mision con su esposa en Argentina.

Junto con la hermana Christofferson visitó el Parque Tres de Febrero para rendir tributo a los primeros misioneros que visitaron Sudamérica en 1925. En la Navidad de 1925 Melvin J. Ballard, como un Apóstol del Señor dedicó Sudamérica para la predicación del evangelio restaurado. Elder Christofferson sostuvo en sus manos el primer folleto usado por esos misioneros, leyó del libro que registra la historia de la Misión Sudamérica y repasó la profecía del Elder Ballard de que Sudamérica se convertiría en una fuerza poderosa para la Iglesia, la cual se ha cumplido representando hoy en día el 25% de los miembros de la Iglesia en el mundo. 

La visita de Élder Christofferson demuestra la importancia que la Iglesia pone en que los miembros de la Iglesia por todo el mundo tengan la experiencia de ser ministrados por sus líderes. Esta visita es similar a otras que los doce apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de Los Santos de los Últimos Días realizan en forma constante a países en los cuatro extremos de la tierra para capacitar y predicar.

El origen, significado y carácter sagrado de la función de los miembros de los Doce puede ampliarse en el siguiente artículo informativo: El Cuórum de los Doce Apóstoles
 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.