Noticia

Manos Mormonas que Ayudan prestan servicio en Brasil para el Mundial de Futbol

Uno de los brazos de servicio de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

A requerimiento del Ministerio de Deportes de Brasil, cerca de 1.000 miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días servirán como voluntarios para ayudar al país como anfitrión de la Copa Mundial de Futbol 2014.

Mormones y sus amigos -aquellos de 18 años y mayores- son parte de Voluntarios de Brasil, la fuerza de voluntarios detrás del Mundial de este año y también de otros eventos, tales como los juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Ellos han sido entrenados para recibir visitantes en los aeropuertos y trabajar en sitios turísticos y otras ubicaciones populares durante la Copa del Mundo, la que se extiende desde el 12 de junio al 13 de julio.

Por cerca ya de dos décadas, la Iglesia ha sido conocida en todo Brasil por su programa "Manos Mormonas que Ayudan" (MMA), que realiza projectos de servicio a la comunidad y que a menudo involucra cientos y aún miles de voluntarios Santos de los Últimos Días.

En el 2013, la entonces coordinadora de Voluntarios de Brasil, Sarah Menezes, trabajó con los voluntarios de  MMA durante la Copa Confederaciones y quedó muy impresionada con su servicio."Los voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan, son los más organizados y dedicados," dijo. "Los necesitamos en el Mundial"

Como resultado, representantes del Ministerio de Deportes de Brasil se acercaron a la Iglesia para que proveyera voluntarios para la Copa del Mundo 2014.

A través de los años, los voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan han limpiado parques, restaurado escuelas, ensamblado y donado materiales para kits para recién nacidos y han provisto de otros servicios en varias de sus comunidades. En 2013, los voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan  fueron al rescate, ayudando a sus amigos y vecinos  a limpiar sus hogares y retirar los escombros que dejaron las fuertes lluvias en el suroeste de Sao Paulo. También donaron sangre en un día nacional de "Manos que Ayudan," en alianza con agencias de recolección de sangre a través de todo Brasil.

El programa Manos Mormonas que Ayudan de la Iglesia, que se desarrolla en muchas partes del mundo, refleja el deseo de los Santos de los Últimos Días de seguir el ejemplo del Jesucristo al servir a otros.

En Chile:

Tal como en Brasil y muchos otros lugares del mundo, Manos Mormonas que Ayudan viene desarrollando en Chile y por varios años ya, diferentes activades de servicio, tales como reparación de colegios públicos, hermoseado de parques y plazas, limpieza de ciudades y playas, plantación de árboles, donación de sangre. También, sus voluntarios han prestado ayuda en las grandes catástrofes que han azotado a nuestro país. En el caso de las más recientes, para el terremoto de Concepción, donde miles de voluntarios ayudaron en el rescate  y cuidado de los afectados, distribuyendo comida y otros artículos de primera necesidad y también en la demolición y limpieza de escombros; el desborde del río Las Minas de Punta Arenas, limpiando los escombros y el barro que quedó en la ciudad; el terremoto en Iquique, realizando labores similares a las del terremoto de 2010; los dos últimos incendios en Valparaíso, incluyendo el de este año que revistió la característica  de megaincendio. Miles de voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan, provenientes de la V Región y Santiago mayormente, ayudaron a las autoridades del gobierno local a limpiar, retirar escombros, seleccionar y ordenar ropa y distribución de ayuda a los afectados.

El alcalde de la ciudad de Valparaíso, Jorge Castro,  en una declaración a los medios de comunicación en mayo de 2014, destacó la ayuda que la Iglesia y sus voluntarios realizan, siempre presente y  de manera muy organizada, lo que fue de mucha ayuda para salir adelante luego del voraz incendio que afectó a la ciudad.

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.