La Iglesia dona moderno equipamiento médico al Hospital Regional de Concepción.

La Iglesia dona moderno equipamiento médico al Hospital Regional de Concepción.

La donación beneficiará a los niños del área de terapia oncológica del hospital con alcance a toda la macro comunidad que abarca la jurisdicción del hospital de Concepción.

Nota de prensa
                                

“Este apoyo es muy significativo porque sabemos que el aporte que ustedes le hacen al hospital viene del esfuerzo y sacrificio de cada uno de los miembros de su comunidad. Eso tiene un doble valor porque nos sentimos respaldados no solo por contar con estos equipos sino por saber que ustedes nos apoyan en esta labor". Con estas palabras la Directora del Hospital Regional de Concepción, Doctora M. Cristina Martinez, expresó el agradecimiento por la donación realizada por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días. 

El jueves 16 de noviembre, en el 5º Piso del Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción, se llevó a cabo la ceremonia de entrega de la donación de 9 Monitores Multiparámetro Nihon Kodhen, Modelo PVM 2701 que beneficiarán a los niños del área de terapia oncológica del hospital. Dicha donación, con un costo de alrededor de 24 millones de pesos, es parte de las iniciativas de Ayuda Humanitaria que la Iglesia lleva a cabo en forma regular en Chile y en más de 170 paises alrededor del mundo.

A la ceremonia asistieron la Directora del Hospital, Dra. M. Cristina Martinez, acompañada por el Jefe de Area Pediatría Dr. Jaime Tapia Zapatero, la Enfermera Jefe y el Jefe de Unidad Oncología Infantil, Dr. Eduardo Fernandez. La Iglesia fue representada por el Presidente de la Estaca Concepción, Presidente Frank Sanhueza, el Gerente del Departamento de Bienestar, Oscar Chavez y los misioneros de Servicio de Bienestar, Elder y Hermana Jensen. 

El dinero para proveer estas ayudas proviene, principalmente, de las Ofrendas de Ayuno que entregan los miembros de la Iglesia mensualmente como parte de la práctica espiritual del ayuno que consiste en abstenerse por 24 horas de alimento y bebida. El dinero que hubiesen utilizado en alimentos, generosamente lo donan a la Iglesia para ir en ayuda de los pobres y necesitados, facilitar ayuda humanitaria luego de catástrofes, asi como financiar proyectos en oftalmología, resucitación neonatal, provisión de agua potable, vacunación, sillas de ruedas, entre otros. 

El Presidente Frank Sanhueza, uno de los líderes de la Iglesia en la región, señaló: “…con el Hospital Regional tenemos una historia bastante larga de cooperación… ahora buscamos un área específica donde ayudar y nuestra Directora de Asuntos Públicos, hermana Enriquez, nos ayudó con el nexo.  Entendemos que esta donación ayudará a mejorar el estándar de vida de estos niños, lo que nos llena de gozo.”

La gestión entre los líderes de la Iglesia y la Dirección del Hospital fue realizada por el Departamento de Bienestar de la Iglesia, liderado por el Gerente de Bienestar, Oscar Chavez. 

El objetivo del programa de bienestar de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es atender a los necesitados, al tiempo que se les enseñan principios que les permitan llegar a ser autosuficientes estimulando su autoestima. Dicho programa brinda también oportunidades a todos los miembros de la Iglesia de servir, cumpliendo de esa manera con el mandamiento de Jesucristo de alimentar al hambriento, dar de beber al sediento, recibir al forastero, vestir al desnudo y visitar al enfermo.

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.