Ediciones disponiblesCerrar ventana
« Sala de prensa global
Cerrar ventana
Noticia —  24 Febrero 2013

Miembros de la Iglesia responden al incendio en Valparaíso

Valparaíso — 

Bajo el conocido nombre "Manos Mormonas que Ayudan", miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de Valparaíso y sus alrededores, concurrieron a prestar servicio a los afectados por el voraz incendio.

 

 

El pasado 14 de febrero, alrededor de las 16:00 horas de se declaró alerta roja en Valparaíso en razón de un gigantesco incendio forestal y fuera de control que afectaba a los cerros poblados de San Roque, Rodelillo y Placeres. El fuego arrasaba con bosques, casas, vehículos y animales, provocando la angustia y desesperanza de los pobladores. Ese día, 285 casas fueron totalmente destruidas por  las llamas, dejando a más de 1.500 personas sin hogar.

Varios líderes y miembros de la Iglesia ayudaban a los vecinos del sector a rescatar sus enseres de las casas afectadas. En el curso del incendió se encontraba la capilla de la Iglesia de Rodelillo, bomberos y el obispo del sector Miguel Ibarra luchaban para que las llamas no dañaran el edificio. Ante la magnitud del incendio y pensando que ya estaba todo perdido, cuan grande no fue el asombro de todos al ver que el fuego se detuvo al llegar a la capilla sin causarle daños.

Luego de ver toda la ayuda que llegaría a través de los miembros de la Iglesia y refiriéndose a que el fuego no afectó la capilla, algunos vecinos del sector señalaron "Esto es un milagro, Dios protegió a los mormones para que ellos nos protejan a nosotros"

Esa misma noche los líderes de Iglesia de Valparaíso tuvieron una reunión para poner en marcha su "Plan de Emergencia". Durante los 5 días siguientes, un promedio de 400 miembros de la Iglesia, entre jóvenes y adultos, diariamente se dedicaron a la limpieza y remoción de escombros. Uno de los días fueron 670.

Provistos de herramientas y vestidos con unos singulares petos, salieron a las calles a prestar servicio a sus semejantes, ayudando en donde fuera requerido. Esta ayuda espontánea y desinteresada no sólo causó la gratitud de los vecinos que recibieron el socorro, sino que también animó a personas de otras religiones, organizaciones y voluntarios individuales se sumaran a la ayuda. Luego de la angustia y el dolor vino la esperanza a través de personas que, sin ninguna otra motivación que ayudar a sus semejantes, tendieron una mano solidaria y de amor a aquellos que lo necesitaban tanto.

El lider de la Iglesia de esa región de Valparaíso, Helgi Hukdhs, agradeció la respuesta de los miembros de la Iglesia para ayudar a los afectados del incendio y relató varios casos que resaltan la nobleza humana. Entre estos, destacó el caso de un miembro de la congregación de Rodelillo, el hermano Arriola, quien pese a haber sido personalmente afectado por el incendio, perdiendo absolutamente todo, desde el día siguiente del siniestro, olvidándose de sí mismo se ha dedicado a visitar y socorrer a todos aquellos que su obispo le ha asignado.

Nota sobre la Guía de Estilo: Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestra Guía de Estilo en línea.